Home » Crónicas en Corto » Parménides: Pilar del Rock Nacional

Parménides: Pilar del Rock Nacional

  • Por Felipe Cabello Zúñiga

San Juan del Río, Qro. 26 abril 2016.- Parménides García Saldaña es uno de los escritores malditos en México, originario de Orizaba, Veracruz. Desde muy joven dio muestras de su amor por la música, espontaneo, simpático y travieso, nos cuenta su hermano Edmundo.

 Un escritor de gran talento, “Par” como lo llamaban sus cuates, es uno de los referentes de la literatura de la onda, así como José Agustín, Gustavo Saenz, José Luis “El Buker”, entre otros.

Una etiqueta que le colocaron a estos autores de cuentos y novelas escritos por  y para jóvenes en los años sesenta por Margo Glantz, cosa que José Agustín o Gustavo se opusieron a ser nombrados así, Parménides sería el único de aceptar dicho sello, incluso se decía que él era la onda.

A solo 33 años de haber fallecido en la ciudad de México, solo y en un cuarto que sus padres le habían comprado en la colonia Narvarte, encontrado 10 días después de haber pasado a mejor vida; Par sigue dando de qué hablar, descansa y brilla como un diamante loco, tal cual fue en este mundo terrenal, un clásico ya de nuestra literatura, autor de la novela “Pasto Verde” donde le cambia nombre a sus amigos más cercanos como José Agustín, Margarita Bermúdez, Angélica María, entre otros, este libro podría ser considerado como su biografía.  “El rey criollo” es su segundo libro, donde nos habla de la juventud y algunas experiencias que ocurrieron en la colonia del valle, luego esta su ensayo “La ruta de la onda” muy completo, todo respecto a lo vivido en la década de los sesenta y principios de los setenta; “Medio día” su poemario con prólogo de José Agustín, y un libro póstumo llamado “El callejón del blues, en algún lugar del rock”, pero que ahora su hermano Edmundo García Saldaña y la editorial viceversa lo reeditan junto con “Pasto Verde”, una de las presentaciones fue en la semana del libro de San Juan del Río, Qro. que coordina la dirección de cultura y turismo.

Parménides apareció a través de la música, unos minutos antes de la presentación sonaron los primeros acordes  de Canned Heat donde Fito de la Parra se haría escuchar con la batería que siempre lo ha caracterizado, amigo por cierto del autor de “Pasto Verde” y unas fotografías donde sale Par, José Agustín y Valentín Galas, así como parte de sus reportajes en Piedra Rodante, su familia, es así que empieza con fondo de este grupo la presentación del libro a cargo de Edmundo García Saldaña, Pablo Junco, Felipe Cabello y Elio Michaus, a continuación fragmentos de los involucrados en esta presentación en el portal del diezmo con la dirección de cultura y turismo de San Juan del Río:

Pablo Junco: “Me quede pensando en los sentidos y en como nosotros hemos cultivado esta noción en base mucho a las drogas, hemos llegado a los umbrales gracias a esto, a la música, al trance, y digamos que nos encanta el sentir, el ir más allá, de esta realidad que es aburrida, un poco plana, yo pensaba mucho en Parménides, y como platicábamos con Edmundo, si bien no somos señores ni unos rucos acá hablando de Parménides, hablando de anécdotas, somos gente que todavía no nacía cuando el murió, que este tipo de escritores, que experimentan con drogas, con música, en la parte literaria yo creo que para mí, en esta situación de la onda, fue más allá…. Yo creo que Parménides en esta especie de locura lucida, que muchos yo creo han vivido esa sensación, de estar en los límites, los escritores, los poetas suelen tener llegar a cansarse de vivir, cuando la realidad o las convivencias no son suficientes, yo creo que Parménides lo refleja en su literatura, su esta sensación de locura, creo que llego a caer en el manicomio…

Edmundo: Gracias por haber venido, agradezco a las personas involucradas, a quien tengo que agradecer, felicito al señor Cabello, a Felipe su atención, ya lo menciono Elio, pablo, los felicito porque Parménides es así como , es que aterrorizaba  y no es palabra compuesta, porque nacimos en Orizaba, Veracruz, pero  aterrorizaba de a deberás, tuvo bajo su escritorio a Octavio Paz por haberse vendido al estado a Carrillo Flores que fue secretario de estado o porque no lo saco en la reseña de “Plural” como tiempo de narrador de cuentos y si se enojaba, y bueno esa es otra parte de la historia…..Pasamos antes de que hubiera autopista, en Juárez desde la panamericana, estas hermosas casas que había en este bello pueblo con todo respeto , porque íbamos a Monterrey, esa es otra parte de la historia, Parménides de ojos verdes, chaparro, barba roja y simpático, aquí paso Parménides y manejando, tengo muchos recuerdos de San Juan del Río, les agradezco haber venido, pues coincidimos con Cabello y pelón, no es que tengamos afinidad estética, sino tampoco de una estética de cabellos, ya no hay peluquerías, uno y otro en cuanto a edades, me da gusto que jóvenes se vayan interesando por Parménides, el toma su lugar solo, yo he hecho un mediocre trabajo por diferentes razones, pero el tiempo lo ha ido colocado, mi pretensión no es estar bajo la sombra como siempre he estado de una u otra manera influenciado afortunadamente del ídolo que escribía lo que leía, pero creo que el tiempo, le atinamos, solito lo ha puesto en su lugar, lo ha posicionado , me dicen que es parte de la literatura mexicana, un escritor clásico, uno de los que ha aportado a los escritores modernos, actuales.

Entre anécdotas, una para terminar, yo tengo que aceptar, pero ahora recordé, vino una imagen, vino a agredir a mis padres, estuve en el suelo peleándome con él y me decía le voy a decir tal productor que no te de trabajo, en 1969 en el D.F., no solo le tiro mala onda a la intelectualidad, el no acepto pertenecer a la mafia de los intelectuales, estuvo muy bien, la denuncio René Avilés Favila, José Agustín. Y bueno, resulta que llegan los Doors venían a la Plaza de Toros en Insurgente, pero el rock and roll estaba prohibido en la ciudad de México, porque había pasado el 68, había sido un desmadre, era música de drogadictos, de greñudos, entonces los Doors tenían un problema, la demanda de juicio en Miami, por exposición obscena de sus partes, casi no tenían contratos, los Castro era un grupo fresa que los pudo traer, imitaban a esos de “Pon tu cabeza en mi hombro”, un grupo de televisa, traen a los Doors, el lugar es ahora una cafetería, en la parte sur de la ciudad se llamaba Fórum, Morrison estaba bofo, traía barba, cobraban 200 pesos que era mucho, las reseñas están en POP, no era lo que escribía Parménides de literatura, en prensa hizo mucho, esas reseñas eran geniales, en el café nada mas servían Coca cola y te dejaban pasar si traías corbata, entonces Parme medio jalado de traje, confiado de mi hermano entramos, pues a mi hermano todos lo conocían, tuvo problemas con los de la puerta, y comienza a ver a Morrison, como Cristo, es la reencarnación, es como si estuviera dando clases de rock a los de la puerta con su descripción de lo que alcanzaba a ver, nunca entramos, termina el show, para eso desde la entrada, la gente del medio artístico lo conocía y le decían que se calmara, de repente me decía, estos cuates tienen limusina, los Doors tenían un hotel, perseguimos la limusina de los Doors, y ven que reforma tiene camellón y empiezan a dar vuelta como a esquivarnos, luego entran al hotel, llegamos , se bajan y Morrison, un cuate alto, hasta atrás, baja Parme del carro, chaparrito, sus ojos verdes encendidos cuando se alcoholizaba , de repente cambio como buen iconoclasta, empieza a insultarlo, y a decirle ¿Qué te crees dios? ¿Te crees Cristo? Mother fucker, -por los niños presentes no lo traduciré-, Morrison no dijo ni pio, ni came on baby, light my on fire, adelante Ray Manzarek estaba, y ya se acerco, y lo calmo, Parménides estaba enfurecido, y Morrison no sabía que pasaba, luego ya tranquilo, los que estaban sacados de onda eran los gringos, y me dijo que Morrison le daba entrevista mañana pero que ya no lo insultara, hace poco me dijo un periodista, ¿Ves que regreso Morrison a México? Pues pregunto por Parménides, - ¿Donde esta ese periodista chaparrito? Y pues se le aviso a Parménides,  lo invito y estuvo hablando con ellos, es de cuando a Morrison le sacaron las fotos a Teotihuacán

El callejón del blues  lo deja Parménides, lo escribe en la cárcel, yo lo visite ahí en Santa Marta, si visito las clínicas, pero esa era como especia de entretenimiento, porque vio la película “Atrapado sin salida” donde Jack Nicholson salta a la fama, Michael Douglas fue el director, y Parménides después de Pasto Verde, me dice uno de los rodantes, yo hable con un cuate que le dio un asido y una aspirina, el reventó en su mente y el creo ese libro, creo ese delirio literario, con el callejón del blues es un libro que deja Parménides, que escribe en una cárcel en Orizaba, en el 93 lo saca una revista de modas, con Carmen Campusano en la portada.

Yo Formo Editorial Viceversa, y con esta socióloga y editora Valentina Tolentino, tomamos los textos , los armamos, porque muchas de estas historias las viví, las conocí, hay prosa poética, es una prosa miscelánea, novela corta, inclusive hay una narración donde un personaje va a dar a la clínica, era él, mete su vivencia a este personaje, era gente que conoció y era la ficción, este es el resultado del callejón del blues, le pusimos “revisited” en honor a Bob Dylan de su disco “Highway 61 revisited”, respetando los textos originales, esta es la interpretación de la editorial como lo armamos, y creo que ha sido un buen resultado, la portada la hicimos nosotros, seguro dirán que bajo las fotos de internet, que burdo, pero estas fotos de la portada las tome yo, son mías, tienen derechos de autor, tuve pase de prensa a los 25 años en la última gira de Led Zepelín, y las he tenido guardadas, y hasta ahorita han salido, me da gusto haber podido contribuir en la obra de mi hermano con esto. Muchas gracias. Una última para cerrar, esto lo traje especialmente para ustedes, en el aniversario de Parménides el 19 de septiembre de 1981 y celebran, mencionan mas a Rockdrigo porque se le cayó el edifico pero no recuerdan a Parménides, yo estaba en estados, pero que estado, a las 5:35 de la mañana del 19 de septiembre, y lo titulo así:

PARME ENFERMO YA PARA MORIR

5:35… 19 DE SEPTIEMBRE… A ESTAS HORAS PARME YA ESTABA MUY ENFERMO, MUY MAL, ESTABA SUFRIENDO, PERO YA NI SE DABA CUENTA, CASI INCONSCIENTE, SÓLO A UNAS HORAS DE MORIR… SOLO.

LE DOLÍA Y ARDÍA SU PECHO POR LA PULMONÍA: ERA COSA DE POCO TIEMPO PARA QUÉ SU CORAZÓN  Y SU GRAN CEREBRO SE DETUVIERAN, MURIERAN CON ÉL, SU MAYOR TESORO… Y LO DEJARAN EN PAZ, POR FIN TERMINARÍAN DE EXISTIR, DE SER DE SENTIR Y PENSAR……. DE ATORMENTARLE, EL FINAL POR FIN, POR FIN BENDITA MUERTE. POR FIN , POR FIN , POR FIN… ESO QUERÍAS?

TOMÓ UN TRAGO DE LECHE Y OTRO DE TEQUILA, YA NO VOLVIO A MOVERSE…..

TAL VEZ YA NI DORMÍA A PESAR DE LA FIEBRE.

ESTABA CON SUS OJOS VERDES VIENDO EL TECHO DE LA POBRE HABITACIÓN QUE LO ACOGÍO PARA ÉSTE SUBLIME MOMENTO EN QUE SE VIO MORIR. Y MURIÓ. ..

PARME SOLO, RECORDANDO LO MUCHO QUE HABÍA ESCRITO, LEÍDO Y LO QUE SABÍA, TODO.

PARMÉNIDES EL ESCRITOR QUÉ AMABA… LA VIDA, LA QUE YA SE LE IBA. SE LE FUE. LA DEJO IR.

“Fuera de mi, fuera de mi, dentro de mi propia fantasía”

(Pasto Verde-Parménides García Saldaña)

error: El contenido de este sitio web está protegido!! !!