El diagnóstico oportuno de enfermedad renal puede evitar daños irreversibles

Con motivo del Día Mundial del Riñón, celebrado este 12 de marzo, la Secretaría de Salud del Estado de Querétaro difunde información sobre las acciones que se llevan a cabo y da a conocer las principales medidas preventivas para cuidar estos órganos vitales.

Este año, con el lema “Salud Renal para Todos”, la Sociedad Internacional de Nefrología invita a cada uno de nosotros a beber un vaso de agua y a donar uno para celebrar la salud y cuidados de los riñones, con el fin de recordar la importancia de la función que realizan estos órganos en nuestro cuerpo y que debemos cuidarlos con responsabilidad, practicando estilos de vida más saludables.

Con el fin de llevar este mensaje a la población queretana, la Secretaría de Salud lleva a cabo acciones preventivas, a través de campañas masivas de detección de daño renal, tanto en niños como en población de riesgo, tal es el caso de los pacientes con diabetes.

Actualmente, Servicios de Salud del Estado de Querétaro (SESEQ) cuenta con tres unidades de hemodiálisis localizadas en los municipios de Querétaro, San Juan del Río y Jalpan, en donde se apoya con sesiones a un costo reducido, a personas de bajos ingresos, que por el grado de su enfermedad, ya no están en posibilidades de recibir diálisis peritoneal.

En estas unidades se atienden a más de 80 personas, de manera regular, y se brindan más de 600 sesiones de hemodiálisis al mes.

Por otro lado, se gestionaron los recursos necesarios para formar el primer Laboratorio de Investigación de Daño Renal en el estado (localizado en las instalaciones de la Unidad de Hemodiálisis Querétaro), con lo cual, será posible aplicar métodos de detección de daño renal de forma más temprana.

Cabe mencionar que la insuficiencia renal crónica es considerada una enfermedad silenciosa y frecuente en la población, ya que se estima que cerca del 10 por ciento de los habitantes tiene algún grado de daño renal.

La causa más frecuente de la insuficiencia renal, en personas mayores de 45 años de edad, es la diabetes mellitus, sin embargo, en personas menores de 40 años se desconoce la causa la mayoría de las veces.

Lo anterior se debe a que en etapas tempranas la enfermedad renal es asintomática. Los síntomas aparecen, por lo general, cuando la función renal disminuye más del 50 por ciento.

Los principales síntomas de la insuficiencia renal son: cansancio y debilidad, retención de líquidos, poco apetito, náusea y vómito, sensación de falta de aire y anemia.

El dolor en la región costo-lumbar es muy raro que se presente cuando existe falla del riñón, ya que el riñón únicamente duele cuando hay algún cálculo renal, infección o quistes.

El diagnóstico en etapas tempranas, facilita el control de la enfermedad, incluso se puede curar, sin embargo, si se detecta de forma tardía, ya no es posible evitar el avance de la enfermedad.

Las principales medidas de prevención para cuidar el riñón son:

Dieta rica en frutas y verduras.
Dieta baja en sodio.
Ingesta adecuada de líquidos.
Evitar el consumo de sustancias que pudieran dañar el riñón.

En personas con diabetes, tener bajo control los niveles de glucosa y de presión arterial, son mediadas fundamentales en el cuidado de la función renal.

Para personas que desarrollan falla renal severa, existe la posibilidad de brindar apoyo con una terapia sustitutiva, que puede ser la diálisis (diálisis peritoneal y hemodiálisis) o trasplante renal.

Deja una réplica