Adriana Fuentes insiste en no desviar el tema de paridad de género en el PAN

La consejera estatal y federal del PAN, Adriana Fuentes Cortes, pidió congruencia entre lo que se dice y se hace en el tema de paridad de género al interior de Acción Nacional, ya que insistió, no se trata de una exigencia de cuotas, sino de un derecho de las mujeres el poder ocupar cargos públicos, pero sobre todo de voluntad para hacer valer la igualdad de género.

Resaltó que las recientes declaraciones del regidor Armando Rivera Castillejos en torno a la defensa de equidad de género, resultan tardías e incongruentes cuando él mismo ha sido parte de esas irregularidades.

La ex diputada federal y local, subrayó “me parece una defensa a todas luces incongruente el hablar de actos violatorios cuando ha sido parte de ellos”. Señaló que las causas  son verdaderamente justas cuando se defienden en el momento justo y con congruencia, sobre todo en el tema de equidad de género que se debe impulsar como agenda sostenida en los foros y los momentos correctos.

Subrayó que en el discurso, diversos actores siempre hablan en torno a los derechos de las mujeres y toman el tema de género como una de sus banderas, pero en los hechos es distinto y caen en una verdadera incongruencia, “las demandas que hoy hacemos las mujeres no son dadivas son derechos que por ley nos corresponden, por ello demandamos  que se cumpla con la paridad de género real 50-50 de los distritos electoralmente rentables para el PAN”.

Adriana Fuentes ejemplificó que hoy la propuesta de Acción Nacional, es que en Querétaro para las diputaciones federales sea un 75 % para varones y sólo el 25 % para mujeres, lo que claramente es un acto violatorio en el tema de paridad de género y de los cuatro distritos que corresponden a esta entidad federativa, solo se está dejando a las mujeres el distrito donde el Partido Acción n Nacional obtuvo en el pasado proceso electoral el porcentaje de votación más bajo de los cuatro distritos.

“Tenemos que insistir por todos los medios, especialmente por el jurídico el reconocimiento de nuestras habilidades políticas, porque no exigimos derechos u oportunidades especiales, sino lo que por derecho corresponde y que está contemplado  en la reforma político-electoral”, finalizó.

Deja una réplica