UAQ presenta la conferencia “Beethoven, la creación en el silencio”

Como parte de las acciones derivadas de la colaboración entre la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), el Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Querétaro (Concyteq) y el Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial (Cidesi), continuó el ciclo de conferencias Generando Sinergias en el Estado de Querétaro “Hacia una Sociedad del Conocimiento”,con la ponencia “Beethoven, la creación en el silencio”, impartida por el Dr. Adolfo Martínez Palomo, investigador emérito del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav).

Encabezaron este acto el rector de la UAQ, Dr. Gilberto Herrera Ruiz; el Dr. Jesús González Hernández, director general del Cidesi; el Ing. Ángel Ramírez Vázquez, director del Concyteq; Dr. Enrique Burgos García, senador de la República y el Ing. Ignacio Loyola Vera, exgobernador del estado de Querétaro.

Durante su intervención, el Dr. Herrera Ruiz aseguró que el pensamiento y la ciencia están presentes en todos los ámbitos de la sociedad, y que este ciclo de conferencias es un espacio de encuentro para la comunidad científica; por lo cual señaló necesario continuar con estas iniciativas.

Por su parte, el Ing. Ramírez Vázquez indicó que -Generando Sinergias en el Estado de Querétaro “Hacia una Sociedad del Conocimiento“- es posible gracias al entusiasmo y disposición de instituciones como la UAQ y Cidesi; y que esta quinta conferencia mantiene la calidad de ponencias que han sido dictadas en este ciclo.

La plática del Dr. Adolfo Martínez Palomo se dividió en dos partes: en la primera se adentró en la vida de Ludwig Van Beethoven, con una reseña biográfica desde un enfoque centrado en su forma de pensar; explicó que las condiciones a las que el músico se enfrentó desde su infancia fueron altamente desfavorables.

En la segunda parte emitió un mensaje relacionado con la medida en que una discapacidad física o una enfermedad puede limitar algún talento o capacidad en alguien; en este sentido, ni la sordera ni el padecimiento intestinal crónico que el artista sufrió desde muy joven fueron impedimentos para que pudiera trascender y pasar a la historia como uno de los músicos más excelsos de todos los tiempos, comparado sólo con Amadeus Mozart y Johann Sebastian Bach.