La Secretaría de Salud realizará campaña contra el dengue y chikungunya

La Secretaría de Salud del Estado de Querétaro informa que del 31 de agosto al 04 de septiembre se llevará a cabo la Segunda Jornada Nacional de lucha contra el Dengue y Chikungunya, con el objeto de realizar acciones de promoción, prevención y contención de la transmisión del dengue y chikungunya, en sitios turísticos, localidades, municipios y regiones que presentan condiciones ambientales que propician la transmisión.

Dada la reciente introducción del virus chikungunya en México y la prevalencia de la enfermedad de dengue, se debe blindar la seguridad en salud de la población más susceptible, por lo que resulta indispensable realizar acciones de promoción y prevención que garanticen la protección de casas y escuelas contra la presencia del vector  transmisor.

La Segunda Jornada Nacional de Lucha contra el Dengue y Chikungunya es una iniciativa para alertar a la población sobre los riesgos a la salud de la infección por dengue y chikungunya, así como para implementar estrategias efectivas que sensibilicen a la población sobre estos padecimientos y las formas de reducir su propagación.

Para la edición 2015 se contará con la participación de instituciones del sector salud y educación, así como de los municipios y la comunidad en general, con el fin de promover la reducción del riesgo de transmisión, mediante una semana de acciones intensivas y focalizadas en las escuelas y diferentes entornos en todo el país. Las actividades serán anticipatorias para el centro y norte del país y de control para el sursureste y noreste.

Los trabajos de esta Jornada se llevarán a cabo en 11 localidades prioritarias y colonias de la Ciudad de Querétaro que se encuentran en los municipios de Arroyo Seco, Jalpan, Landa de Matamoros, Peñamiller, Querétaro y Corregidora, en los cuales se han presentado casos o tienen riesgo de transmisión.

Entre las líneas de acción se encuentra la inspección de las viviendas para recolectar todos los recipientes no útiles y eliminarlos con la rutina de aseo normal. La eliminación y disposición final adecuada de desechos sólidos para eliminar objetos no útiles que puedan acumular agua en época de lluvias, y por lo tanto, la generación de criaderos productivos del vector de dengue.

Asimismo, se trabajará con la estrategia Agua Segura, para que todos los depósitos que acumulan agua para uso o consumo humano, o que no se desee eliminar, sean lavados, volteados, o tapados de forma adecuada, con el fin de evitar el desarrollo larvario del vector. También se invitará a los actores sociales responsables a llevar a cabo dichas actividades al menos una vez por semana.

La Secretaría de Salud del Estado es la institución coordinadora de esta campaña y se cuenta con la colaboración del IMSS, ISSSTE, SEDENA, Secretaría de Educación y ayuntamientos municipales.

Se ejecutarán acciones de vigilancia epidemiológica, control de vectores, promoción de la salud y protección contra riesgos sanitarios.

La vigilancia epidemiológica se centra en actividades para la detección oportuna de casos, a efecto de evitar la ocurrencia de brotes y defunciones. Las acciones de control de vectores se realizan a través de estudios entomológicos y fumigación para disminuir riesgos para la salud. En cuanto a la promoción de la salud se llevarán a cabo actividades de Saneamiento Básico, en busca de convertir a laa escuelas en entornos favorables para la salud, libre de criaderos de mosquitos y se distribuirá material impreso con las medidas de prevención.

Las acciones de protección contra riesgos sanitarios son: saneamiento básico – disposición final de excretas y basura- y abastecimiento de agua para garantizar agua segura para consumo humano.

Por otro lado, con el fin de proteger la salud de los queretanos, la Secretaría de Salud hace un atento llamado a la población para que se una a la lucha contra el dengue y chikungunya y adopte las siguientes medidas preventivas:

Eliminar de la vivienda los criaderos potenciales del mosquito, como: llantas, botellas, y otros utensilios que no se usen. Poner boca abajo los que sean útiles y no estén en uso.
Eliminar la hierba alrededor de la vivienda, para evitar que sea refugio de los mosquitos que transmiten el dengue.
Cambiar el agua a los floreros cada 3 días.
Poner mosquiteros en puertas y ventanas.
Cuidado del agua: mantener segura el agua de uso en tinacos, cisternas y otros contenedores; que estén bien tapados, para que no sean criaderos de mosquitos.
Usar repelentes e insecticidas domésticos en caso necesario.
Permitir el acceso al domicilio al personal de las brigadas de vectores, quienes se presentarán debidamente identificados en las áreas de riesgo que se están trabajando.
De suma importancia acudir a la unidad de salud más cercana en caso de presentar fiebre de  39 grados Celsius, dolor de músculos y articulaciones, dolor de cabeza, dolor atrás de los ojos, aparición de manchitas rojas en la piel (salpullido).