01 de diciembre, Día Mundial del SIDA

El Día Mundial del Sida se lleva a cabo cada 01 de diciembre, con la finalidad de llevar un mensaje de esperanza, solidaridad y comprensión a todas las personas que sufren esta enfermedad; en este marco, la Secretaría de Salud del Estado de Querétaro informa sobre la situación actual de este padecimiento.

Dicha conmemoración mundial forma parte del esfuerzo global para encarar el reto del SIDA, una epidemia que continúa incrementándose en todas las regiones del mundo. Se trata de un evento anual en el que la mayoría de los países establecen una comunicación para ayudar a construir un esfuerzo universal y perdurable para prevenir el SIDA.

De acuerdo con ONUSIDA, México tuene una epidemia concentrada en la que existen poblaciones que son clave en la respuesta a la epidemia.

Las prevalencias en estas poblaciones clave son: hombre que tienen sexo con hombres, personas que utilizan drogas inyectables, mujeres  y hombres que ofrecen sexo comercial, así como mujeres transexuales.

Por ser dicha población la más vulnerable al VIH/Sida, se debe realizar la prueba de VIH por lo menos cada 6 meses; sin embargo, toda persona que tenga relaciones sexuales debe hacerse la prueba de VIH por lo menos una vez en la vida.

También es necesario realizarse esta prueba quienes: hayan sufrido una violación sexual; padezcan alguna enfermedad de transmisión sexual como sífilis o Virus del Papiloma Humano (VPH), tuberculosis o hepatitis C; así como mujeres que planean embarazarse y mujeres embarazadas.

El tratamiento de esta enfermedad se basa en medicamento antirretroviral, el cual, normaliza la sobrevida de los pacientes y disminuye de transmisión del virus.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre las principales recomendaciones para prevenir VIH se encuentran: el uso correcto de preservativos. Las pruebas de detección y asesoramiento con relación con el VIH y las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS). La circuncisión masculina voluntaria practicada por personal médico.

Además, la prevención basada en el uso de antirretrovíricos, es decir, cuando una persona VIH-positiva sigue un régimen terapéutico eficaz con antirretrovíricos, el riesgo de que transmita el virus a una pareja sexual no infectada se puede reducir en un 96 por ciento. Otra medida es la profilaxis preexposición para la pareja VIH-negativa, con la cual, el consumo de antirretrovíricos por el sujeto VIH-negativo puede ser una medida eficaz para prevenir el contagio por el sujeto seropositivo. Las personas que se inyectan drogas pueden protegerse utilizando material estéril.

De igual forma, las pruebas de VIH en las mujeres embarazadas ayudan al diagnóstico y tratamiento oportunos para evitar la transmisión de la madre al niño (transmisión vertical).