Pinta de puentes vehiculares un gasto superfluo y de mal gusto: Astudillo

La acción de pintar los  puentes vehiculares en el Municipio de Querétaro, es un gasto superfluo y de mal gusto por sus colores estridentes, pero sobre todo porque los árboles y las enredaderas son importantes sumideros de gases de efecto invernadero y los únicos productores de oxígeno, aseveró el Secretario General del Partido Verde en Querétaro, Ricardo Astudillo Suárez, quien a su vez, afirmó que estos colores necesitarán mantenimiento en el corto plazo, lo que generará más gastos inútiles y sin sentido práctico, además que generan una contaminación visual.

Asimismo, reprobó la justificación que han hecho funcionarios municipales, en sentido que el color de los puentes obedecen a los colores del Escudo de Armas del Municipio, “ya que esa insignia contiene muchos colores y sería muy subjetivo ese criterio y sobre todo porque los queretanos no nos identificamos con ellos, en todo caso deberían ser en principio los edificios públicos institucionales lo que se aplicará ese criterio y no los espacios públicos que forman parte de la imagen urbana”.

Precisó que lo anterior,  obedece a improvisaciones de Gobierno Municipal, el cual carece de un verdadero programa de sustentabilidad urbana y de un modelo de infraestructura urbana amigable con el medio ambiente, el cual no es freno para el crecimiento, pero debe ser con un modelo de ciudad sustentable, ya que tan sólo en el tema de pinta de los puentes, “estos no están degradados, solamente se necesita limpieza periódica y su vegetación ha sido muy bien cuidada, por lo que es una acción innecesaria”.

Insistió que de acuerdo a los especialistas en la materia, la pinta de los puentes “solamente sería viable cuando el puente está muy degradado y la vegetación no ha sido cuidada por el hombre.  En el supuesto caso, la pintura debe de ser del mismo color de gris concreto, ya que otro tipo de color, en especial la estridente, necesitará mantenimiento en el corto plazo, lo que generará más gastos inútiles y sin sentido práctico”

Ricardo Astudillo señaló que para mejorar la imagen urbana generada por un puente de concreto se requiere de un diseño arquitectónico e ingeniería y con vegetación (árboles, arbustos y plantas), situación que al parecer ha ignorado el Gobierno Municipal.

Afirmó que no es necesario pintar un puente para mejorar la imagen urbana y si fuera el caso generalmente se conserva su color gris natural (concreto), por lo cual su acabado es liso y sin pintura (para su mantenimiento sólo se lava con aire o agua a presión).