UAQ, sede de foro para afrontar el cambio climático

Investigadores, autoridades gubernamentales y representantes de organizaciones civiles se reunieron en la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) con el propósito de celebrar el Foro Estatal de Fortalecimiento de Capacidades Adaptativas para el Cambio Climático.

Este encuentro es parte de una estrategia nacional encabezada por el Centro de Capacitación para el Desarrollo Sustentable, a fin de congregar las ideas y propuestas que surjan en todo el país para atender esta problemática ambiental.

Al foro en Querétaro convocaron esta Casa de Estudios, el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias, el Centro Regional de Capacitación en Cuencas, El Maíz más Pequeño A.C., la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, entre otras instancias.

Durante la ceremonia inaugural, el Dr. Raúl Pineda López, director de Planeación de la UAQ, destacó el compromiso que esta institución educativa tiene respecto a estas temáticas vinculadas a la preservación de la vida y las aborda desde las tres funciones que lleva a cabo en la docencia, investigación y extensión.

El Dr. Pineda López señaló que se busca que los campus universitarios distribuidos en el territorio estatal sean también centros regionales que impulsen y orienten las acciones locales en torno a las diversas problemáticas ambientales presentes en esos lugares.

Dijo que, de acuerdo a la tendencia de desarrollo en el mundo, es indispensable trabajar en la conservación de los recursos dado que las condiciones ambientales seguirán cambiando y como humanidad se deben tomar medidas para mitigar y afrontar la adaptación a nuevas situaciones.

Previó que para el estado de Querétaro pueda incrementar la temperatura alrededor de dos grados, así como haber una intensificación de los fenómenos meteorológicos que ocasionarían lluvias y sequias más intensas.

En este sentido, reconoció la pertinencia del foro para anticipar escenarios futuros y articular esfuerzos encaminados no sólo términos de la tecnología, sino del manejo ambiental para determinar lo que es más conveniente sembrar, cómo producir y almacenar el agua, entre otros aspectos.