Universitarios construyen prototipos de cocina solar para beneficiar a comunidades rurales

Un grupo multidisciplinario de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) colaboró en la construcción de cuatro prototipos de cocina solar -horno y calentador de agua- con el propósito de mejorar la calidad de vida de habitantes en comunidades rurales de la entidad, en cuanto a su economía, salud y cuidado del medio ambiente.

Con esta ecotecnología innovadora y de base social también se pretende beneficiar a poblaciones rurales para generar alternativas de empleo y crear pequeñas empresas productoras y comercializadoras.

En esta iniciativa participaron, por parte de la UAQ: la Secretaría de la Rectoría, la Dirección de Vinculación Tecnológica y Proyectos Especiales (DVTPE), las facultades de Ingeniería y Ciencias Políticas y Sociales (FCPS), el Centro Regional de Capacitación en Cuencas, la Maestría en Gestión Integrada de Cuencas y la Dirección de Investigación y Posgrado.

Además se involucraron voluntarios de Solar Household Energy, la Delegación Querétaro de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y la Fundación Latinoamericana para el Agua y la Vivienda Sostenibles A.C.

El proyecto comenzó con un estudio social en tres comunidades del estado: Chitejé del Garabato, Amealco de Bonfil; La Carbonera, Querétaro, y San Juan de la Rosa, Cadereyta, para conocer el uso de la olla solar tipo “hot pot”, distribuida entre 2010 y 2011 por la delegación de Semarnat en Querétaro.

El análisis dirigido por el Mtro. Agustín Osornio Soto, docente de la FCPS, consistió en la aplicación de 64 encuestas y 47 entrevistas de profundidad a personas que usan las ollas solares. Los resultados arrojaron un bajo índice de uso debido a distintos obstáculos como: la presencia de días nublados o de lluvia, un prolongado tiempo de cocción, limitación en la cantidad de alimentos a cocinar, entre otros.

Ante esta problemática, los integrantes de la Máxima Casa de Estudios de Querétaro diseñaron y armaron prototipos de cocinas solares que pudieran atender a las necesidades principales, es decir: ahorro económico en el gasto diario de las familias para disminuir el uso de gas y leña; apoyar en el cuidado de la salud y el medio ambiente; además de adaptarse a diversos climas, hacer más rápida la cocción y protegerla de la amenazas como el aire o los animales.

El desarrollo de los prototipos estuvo a cargo de la DVTPE, para este objetivo los físicos Miguel Vega Hernández y Francisco Javier Velázquez Luna construyeron un híbrido de horno y estufa solar -que cuenta con una caja con estructura ensamblable) y otro de calentador de agua y estufa solar. La implementación de un plato parabólico reflectante con papel cromo o tipo espejo permite que los rayos del sol sean reflejados y se concentren en un lugar específico denominado punto focal, con lo que se consigue una mayor concentración de temperatura.

Las pruebas de los prototipos en ambiente real iniciarán a partir de 2016; se buscará la promoción de convenios de colaboración y financiamiento de triple hélice entre la UAQ, iniciativa privada y gobierno. También se trabajará en la imagen de los diseños.