Rupestreando en San Juan del Río

  • Por Felipe Cabello Zúñiga

Uno de los movimientos musicales más importante en la contracultura fue uno surgido en los años ochenta, encabezado por Rockdrigo González y que estaba integrado por Nina Galindo, Roberto Ponce, Fausto Arrellín, Roberto González, Eblen Macari y Rafael Catana.

Después del terremoto de 1985 todo cambio, y en el colectivo rupestre falleció Rockdrigo, pero el colectivo siguió con nuevos integrantes como Carlos Arellano, Armando Rosas y algunos más clasifican a Armando Palomas como neo rupestre. Muchos dicen que con la muerte del profeta del nopal (Rodrigo González) el movimiento rupestre desaparece, sin embargo a varios años luz, este colectivo de músicos sigue dando de qué hablar a través de sus canciones y la influencia que han dejado con el pasar de los años.

Jorge Pantoja, promotor cultural desde hace un par de décadas es parte fundamental de esta historia, todo comenzó en el Museo del Chopo (antes Museo de Historia Natural), con los festivales de rock rupestre y los concursos de composición de rock para el Chopo, en palabras de Pantoja nos explica de que trata este movimiento:

“Es un movimiento que buscó separarse de la canción de protesta, de la canción política que estaba muy de moda en la década de los setenta y acercarse más hacia el rock urbano. Fue un movimiento original y cuya propuesta fue arcaica, surgida de las cavernas, tuvo mucho impacto en su momento y se le hizo mucha referencia”

Es por eso que hace unos años en colaboración con CONACULTA Y ACUDE se realizo un libro, un cancionero y un documental rupestre, donde participan varios de los músicos contemporáneos de los rupestres, y ahora en la feria de San Juan, con apoyo de la dirección de cultura y turismo, presidencia municipal, como parte de los eventos culturales, se estrena este documental en el Foro San Juan del Portal del Diezmo, el sábado 25 de Junio en punto de las 18:00 hrs, con sus protagonistas, para después pasar a un concierto de ellos en el histórico Jardín Independencia a las 20:00 hrs. No se lo pueden perder, a continuación les dejamos el manifiesto de este colectivo:

“No es que los rupestres se hayan escapado del antiguo Museo de Ciencias Naturales ni, mucho menos, del de Antropología; o que hayan llegado de los cerros escondidos en un camión lleno de gallinas y frijoles.

Se trata solamente de un membrete que se cuelgan todos aquellos que no están muy guapos, ni tienen voz de tenor, ni componen como las grandes cimas de la sabiduría estética o (lo peor) no tienen un equipo electrónico sofisticado lleno de sinters y efectos muy locos que apantallen al primer despistado que se les ponga enfrente. Han tenido que encuevarse en sus propias alcantarillas de concreto y, en muchas ocasiones, quedarse como el chinito ante la cultura: nomás milando. Los rupestres por lo general son sencillos, no la hacen mucho de tos con tanto chango y faramalla como acostumbran los no rupestres pero tienen tanto que proponer con sus guitarras de palo y sus voces acabadas de salir del ron; son poetas y locochones; rocanroleros y trovadores. Simples y elaborados; gustan de la fantasía, le mientan la madre a lo cotidiano; tocan como carpinteros venusinos y cantan como becerros en un examen final del conservatorio…”

Rockdrigo González

rupis2