Sector Salud recomienda no comprar ungüentos de peyote o marihuana

Foto: Lino Serrano

San Juan del Río, Qro., mayo 05 del 2017.-  Ante la incertidumbre real de los contenidos químicos de ungüentos que se comercializan en vía pública donde el principal activo aseguran es la marihuana o el peyote, se recomienda al a población no comprarlos, ya que pueden generar efectos negativos en el organismo, dijo el Director de la Comisión Federal de Riesgos Sanitarios en la entidad (COFEPRIS), Raúl Chavarría Salas.

Señaló que en sí, estos productos no contienen ni sustancia activa de marihuana ni del peyote; ya que en el caso de la marihuana se requieren procesos químicos muy precisos y autorizados por la Secretaría de Salud; mientras que el uso del peyote está prohibido, al ser una especie vegetal protegida y su explotación está prohibida, además de que posiblemente tendría medicamentos para el dolor como diclofenaco, paracetamol, o cualquier analgésico, pero lo ideal es que no lo consuman.

Comentó que simplemente a finales del año pasado decomisaron aproximadamente 50 envases en San Juan del Río, y que estos operativos se llevan de manera constante para evitar que el público pueda adquirir estos productos que a ciencia cierta se ignora su contenido al no contar en el frasco con los ingredientes con los que se preparan, por ello recomiendan que la mejor opción es no comprarlos y mejor consultar a un especialista en casos de presentar algún dolor muscular para para evitar cualquier situación de salud más delicada.

Por ello, es que es mejor acudir al médico en primera instancia para que pueda recomendar analgésicos y ungüentos efectivos contra dolores musculares o padecimientos de las articulaciones, a través de medicamentos que si contienen de manera clara los componentes y evitar que productos de manufactura dudosa causen un daño mayor al cuerpo, porque si bien es cierto, se ha publicitado que la marihuana es medicinal al igual que el peyote, deberán llevar todo un procedimiento basado en estudios de investigación clínicos y no elaborados por laboratorios no reconocidos por el sector salud.