Nuevo laboratorio de la UAQ con tecnología de punta

·         Este espacio está destinado a la investigación y al análisis y modificación de materiales que se utilizan en la Odontología.

Querétaro, Qro. 8 Mayo 2017.- La Licenciatura y el Posgrado de Odontología de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) cuenta con un nuevo laboratorio con equipamiento de alta tecnología, para que los estudiantes de dicha Unidad Académica puedan realizar investigación de calidad en tres principales líneas de generación y aplicación del conocimiento.

En ese sentido, el Dr. Rubén Abraham Domínguez Pérez, encargado del laboratorio, explicó que este espacio cubre la importante necesidad de que los estudiantes tengan las herramientas para desarrollar sus investigaciones que a la postre servirán para la elaboración de tesis.

Puntualizó que la primera línea de generación del conocimiento tiene que ver con la  Histología (estudio microscópico de los tejidos), “actualmente contamos con todo el equipamiento para realizar debidamente estas tareas, como un procesador de tejidos o histokinette, un dispensador de parafina, una placa de refrigeración y un micrótomo de deslizamiento, estos equipos permiten la fijación, deshidratación, aclaramiento y parafinado de tejidos humanos y animales, además de que podemos hacer cortes muy delgados hasta de tres micrómetros de espesor”, subrayó.

Agregó que, una vez hechos estos cortes en los tejidos se tiñen para que sean observados en el microscopio, “contamos con tres microscopios, uno de ellos equipado para la docencia, pues ahí el patólogo puede ir observando y describiendo el tejido junto con los estudiantes, así ellos podrán conocer las estructuras dentales normales y anormales de primera mano y no sólo en imágenes de un libro”.

El Dr. Domínguez Pérez, aseguró que con este tipo de trabajos, el laboratorio pretende comenzar a ofrecer el servicio de histopatología al público en general, ya que muchas veces pacientes que acuden a las clínicas universitarias se les detectan lesiones en boca y son canalizados a otras instituciones para el análisis histopatológico de éstas y con ello, determinar si las lesiones son benignas o malignas.

Además, estos equipos son necesarios en el desarrollo de biomateriales que se utilizan en Odontología, “todos los materiales que usamos en boca deben pasar por ciertas pruebas antes de su uso seguro, una de las más importantes es la de biocompatibilidad, así como pruebas de uso, las cuales podemos llevar a cabo a través de esta tecnología”, pormenorizó.

“La segunda línea es referente a la Microbiología y contamos con una incubadora, una campana de flujo laminar y una autoclave, así como con los insumos básicos para la investigación en cuanto al procesamiento de muestras que se obtienen de pacientes en las clínicas y para recetar medicamentos y materiales que sean antibacterianos, pues en la boca se encontraran siempre en contacto de millones de bacterias”, manifestó el universitario.

Señaló que la tercer línea es referente a propiedades físicas de los materiales, para esto se cuenta con una “maquina universal de pruebas” que permite determinar las características y resistencia de unión de diversos materiales mediante pruebas de flexión, compresión y tracción; así como con un estereomicroscopio que tiene una cámara digital y que permite estudiar características de la superficie de los materiales, así como del sellado que estos pueden lograr con dientes o con otros componentes.

Este espacio desarrolla proyectos en colaboración con laboratorios de otras instituciones, como con el Laboratorio de Genética Molecular Microbiana de la división de posgrados de la Facultad  de Ciencias Médicas y Biológicas de la Universidad Michoacana y con el Laboratorio de Odontología Genómica de la Maestría en Ciencias Odontológicas de la Benemérita Universidad Autónoma de San Luis Potosí.