Gobierno culpable?

Archivo Obture Press Agency.

Por Javier Morales

 

‘La culpa es del Gobierno’ es una frase común cada vez que sucede alguna desgracia, como cuando no se tiene dinero, se va la energía eléctrica, se inunda la colonia, se cae una casa, se muere la abuelita o se poncha una llanta.

Y es que para cualquier cosa que no nos beneficia tendemos a culpar a quien todo mundo odia: El Gobierno, los gobernantes, los políticos y todo partido político. Es sencillo decir que ellos son los culpables de todos los males.

Lo anterior lo escribo porque apenas azotó la ciudad la primera lluvia del año y la capital se volvió a inundar, por lo que desde la comodidad de nuestra casa, oficina o celular surgieron las quejas en Facebook, Twitter y demás redes sociales.

Lo que no hemos entendido es que no son los Gobiernos los culpables de las inundaciones, esto se debe a varios factores: La basura en drenes y coladeras, el crecimiento incontrolado de la ciudad (construcción de colonias de todo tipo por todos los lados, asentamientos irregulares) y sobre todo la llegada de miles de habitantes.

Las inundaciones en la zona metropolitana no son nuevas, tampoco le han ocurrido solo a este Gobierno encabezado por Marcos Aguilar Vega; pues lo mismo le pasó a la administración del ex Alcalde, Roberto Loyola Vera a quien por cierto juzgaron en redes sociales como si se tratara del peor gobernante de la historia; pese que este fue capaz de ‘meterse’ a las aguas negras que inundaron algunas colonias en el 2014.

La guerra en redes sociales por hacer menos el trabajo de los funcionarios públicos es simple: Se trata de grilla (si el PAN gobierna, los priistas cuestionan y viceversa). Pero los ciudadanos ‘comunes’ son incapaces de percibir que se trata de eso y se solidarizan con los que se quejan, con ellos se unen y humillan o se ‘burlan’ de quienes tratan de proponer y buscar soluciones.

Hace unos días en Facebook circuló un video sobre las inundaciones, creado por un ex empleado de Municipio de Querétaro, que se tomó personal el conflicto con esta administración, ya que lo despidió. Su actuar no es para menos, sobre todo porque se trata de una persona trabajadora.

Hoy quiero hacer ver que la solución a varios de los problemas -de los que tanto nos quejamos- se encuentra en la participación de todos. Dejemos de hacer lo que por generaciones han hecho nuestros abuelos y padres; culpar al gobierno de todo. Seamos responsables y participemos. La apatía solo generará mayor problemática.