Sin tecnología, pequeñas y medianas empresas son obsoletas

Sin tecnología, pueden volverse obsoletas

México, 6 Nov (Notimex).- Las pequeñas, medianas y grandes empresas que se resisten a implementar en su interior tecnología, pueden volverse obsoletas, por lo que los emprendedores tienen que ver las innovaciones como una inversión.

En entrevista, el director comercial de Edenred, Eduardo Zetina, señaló que en México es una común creencia de que la tecnología sólo es un gasto; no obstante, “incluirla en un nuevo proyecto es una inversión, pues la impulsa y le da valor agregado”.

Explicó que para perder el miedo, los emprendedores tienen que analizar cuáles son las necesidades del negocio y decidir qué tipo de herramientas se necesitan para evitar gastos superfluos.

En ese sentido, el directivo habló sobre el apoyo que en la actualidad tienen los emprendedores, en donde existen incubadoras de negocios y startups que, dependiendo de sus políticas y reglas, otorgan dinero a proyectos para impulsarlos.

Aunque también existen otras dificultades a las que se pueden enfrentar este tipo de empresas; “con frecuencia, al iniciar un negocio, la emoción y euforia puede evitar ver ciertos detalles que se requieren para que la idea sea rentable y verdaderamente productiva”, comentó Zetina.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en México, sólo 15 por ciento de los cinco millones de unidades económicas tienen acceso a crédito bancario, donde el financiamiento es lo habitual para poder iniciar cualquier tipo de negocio.

Sin dejar a un lado que los empresarios deben conocer no sólo los detalles de su propio negocio, sino estar al tanto de las demandas en el mercado, la posición de la competencia y las tendencias que están adoptando, pues “conocer el entorno del mercado al que se quiere adentrar es como se pueden crear mejores planes y estrategias”, agregó.

En ese sentido, abundó en las características que un emprendedor debe tomar en cuenta para salir a flote con su empresa, como el hecho de perder el miedo al fracaso, posibilidad que siempre existe en un inicio, pero intentarlo de nuevo y mejorar en lo que se ha fallado, lo es todo.

Ante ello, el director comercial de Edenred puntualizó que el hecho de tener una idea no significa que se vaya a tener éxito, y se debe conocer qué pasa en el mercado, la competencia, estar familiarizado con el giro y siempre mantenerse informado.

“El iniciar un negocio no es imposible, pero puede no llegar al primer intento, pero nunca se debe dejar de intentarlo”, aseguró.

Destacó que también la resistencia a implementar tecnología en las empresas puede provocar su estancamiento; “hoy en día, una pequeña empresa que no tiene tecnología integrada es potencial a volverse obsoleta, aunado al bajo porcentaje de negocios que prosperan más allá de los dos años”, dijo.

Expuso que las ventajas que tiene incluir la tecnología es una mayor productividad y rendimiento, procesos más eficientes, reducción o eliminación de las barreras de comunicación, así como la elevación de la competitividad.

“La tecnología, sin lugar a dudas, ayuda a tomar mejores decisiones porque se tiene un panorama amplio de lo que sucede en la empresa”, finalizó el directivo.

Estudiantes universitarios desarrollan tecnologías marinas

México, 26 Oct (Notimex).- Estudiantes del Tecnológico Nacional de México (Tecnm), Campus Querétaro, decidieron innovar en robótica submarina, para iniciar un proyecto que ha llamado la atención de diferentes empresas por sus aplicaciones y funcionalidad.

Se trata del proyecto Tecnologías Marinas México (TMMX) que busca, mediante el desarrollo de vehículos de operación remota (ROV, por sus siglas en inglés) y otras tecnologías, ofrecer alternativas para exploración y localización de recursos hidrobiológicos.

También, es un desarrollo útil para la optimización de recursos de las empresas pesqueras, petroleras y turísticas, buscando a su vez la preservación de los ecosistemas.

El estudiante fundador de TMMX, Teófilo Habiram Obispo Bustillos, explicó que el proyecto surgió hace dos años y medio, tras su inquietud de participar en la competencia MATE-ROV, organizada por la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) en el Centro de Educación Marina de Tecnología Avanzada (MATE) para la construcción de ROV destinados a tareas subacuáticas.

“A nosotros siempre nos ha interesado la preservación de los ecosistemas marinos, hemos visto casos como la amenaza de extinción de especies como la vaquita marina (Phocoena sinus) por la pesca accidental —incluso el logotipo de nuestro proyecto está inspirado en ella—, eso nos motivó a diseñar robots submarinos que permitieran reducir ese índice de mortalidad, realizar exploración y localización de recursos hidrobiológicos, además de ser instrumentos para facilitar la investigación científica”, destacó.

Otro de los estudiantes participantes, de acuerdo a la agencia informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), es Miguel Ángel Pimentel Arriola, quien destacó que este ROV tiene aplicaciones muy vastas en las industrias naval, petrolera o pesquera; búsqueda y rescate submarinos, así como la recolección de datos, inspección de estructuras de barcos, tuberías, oleoductos y equipos; fotografía y video submarinos.

En el caso de entidades como Querétaro, se puede realizar la exploración de presas, lagos o ríos donde existen ecosistemas.

El estudiante miembro del proyecto TMMX, José Luis Ramírez Cárdenas, indicó que el prototipo diseñado es un modelo compacto que puede ser manipulado por navegantes de barco, científicos o incluso turistas que practican el buceo y gustan de tomar fotos o video mientras se encuentran en las profundidades marinas.

“El ROV tiene la versatilidad de que se puede cambiar la cámara de video de acuerdo con las necesidades. Los vehículos que se ocupan actualmente, es tecnología europea y muy cara. Por ello, todo lo que se refiere a circuitos, software y diseño del equipo TMMX, lo hicimos pensando en no generar dependencia de empresas extranjeras e impulsar la robótica nacional. Esa fue la razón por la que involucramos a compañeros de diferentes especialidades”.